13 julio 2017
Categoría Mundo Amplifon

La Fundación Amplifon colabora con UGT Huelva para mejorar la salud auditiva

A través de su Obra Social, Amplifon facilitará el acceso a soluciones auditivas a personas en situación de vulnerabilidad.
13 julio 2017
Categoría Mundo Amplifon
DESCUBRE MÁS
Atrás

La hipoacusia, un hecho más común de lo que pensamos

 La hipoacusia afecta al 8% de la población.
30 mayo 2017
Categoría Salud auditiva

La hipoacusia, un hecho más común de lo que pensamos

Según la OMS, la hipoacusia afecta al 8% de la población española. Te damos algunos datos clave para comprenderla.
 

Llamamos hipoacusia a la pérdida parcial de la audición que puede darse en distintos grados: leve, moderada, severa o profunda. Según la OMS, en España afecta al 8% de la población; más del 40% de las personas mayores de 60 años tienen algún tipo de pérdida auditiva, mientras que la cifra asciende al 90% a partir de los 80 años. Así, la principal causa de la hipoacusia es la edad, aunque también pueden influir otros factores como el estilo de vida, la exposición continua a niveles elevados de ruido, u otras causas relacionadas con la salud.

Tipos de hipoacusia

Cuando la pérdida de audición afecta a un oído se denomina hipoacusia unilateral, y normalmente provoca que sea más difícil identificar de dónde proceden los sonidos, mientras que cuando afecta a ambos oídos la llamamos hipoacusia bilateral, y hace que el habla sea más difícil de comprender.

También, nos referimos a hipoacusia neurosensorial cuando afecta al oído interno y/o las vías nerviosas auditivas. Normalmente no se puede curar, aunque puede corregirse con el uso de audífonos. Por otro lado, si afecta al oído externo y medio hablamos de hipoacusia conductiva, y se produce cuando algún elemento impide que el sonido pase al oído interno a través del oído externo. Suele ser causada por infecciones, otitis o tímpanos perforados.

Primeros símptomas

Las primeras señales para detectar la hipoacusia son la dificultad para seguir conversaciones en ambientes ruidosos, pedir a menudo que te repitan palabras o frases, no percibir sonidos agudos como el timbre o el teléfono, o poner muy alto el volumen de la televisión.

Sin embargo, la mejor forma de salir de dudas es realizarse una revisión auditiva en un centro especializado.

30 mayo 2017
Categoría Salud auditiva